Mi hijo con s.Down

logo_mihijo

Síguenos en

facebook_on
flickr_on

Eventos

<<  Octubre 2014  >>
 Lu  Ma  Mi  Ju  Vi  Sa  Do 
    1  2  3  4  5
  6  7  8  9101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
Inicio // Área Motora

En Imágenes

  • Atención Temprana
  • Atención Temprana
  • Atención Temprana
  • Atención Temprana
  • Atención Temprana
  • Atención Temprana
  • Atención Temprana
  • Atención Temprana
  • Atención Temprana
Área motora PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 160
MaloBueno 

Área Motora

Desde los primeros días los niños empiezan a tener experiencias nuevas de posturas y movimientos que proporcionan sensaciones, como el conocimiento de su propio cuerpo y su relación con el entorno que le rodea. Esta base es fundamental para el desarrollo del movimiento voluntario, los procesos cognitivos, el juego, la visión y la audición.

En los niños/as con Síndrome de Down, sabemos que existe más variabilidad a la hora de adquirir las etapas de desarrollo. Podemos afirmar que los niños y niñas con síndrome de Down serán capaces de andar, gatear, etc. pero el orden de adquisición es más flexible y no nos debe preocupar tanto dicho orden si no que los movimientos y posturas que aprendan sean útiles y correctos.

Las características más notables en los niños con S.D en el retraso del desarrollo motor son: hipotonía, retraso en el desarrollo postural normal, retraso en la maduración del cerebro, laxitud ligamentosa y otros factores como la prematuridad, periodos de hospitalización frecuente, la cardiopatía, dificultades en la visión, dificultades del control viso-motor, de la lateralidad y de la coordinación óculo-manual.

Por ello la característica fundamental del desarrollo motor no consiste en conseguir un determinado hito motor, sino en el modo el cual éste se incorpora al desarrollo general de la función y de la habilidad motora.

Normalmente el desarrollo motor de un niño o niña, se inicia desde la cabeza hacia abajo y desde la línea media hacia afuera, así que la primera tarea es conseguir el control de la cabeza, tanto boca arriba como boca abajo. Una vez adquirido el bebé irá controlando el tronco e iniciará los movimientos del cuerpo de un lado a otro, son los llamados volteos que le darán libertad así como la posibilidad de interactuar con el medio que le rodea. Poco a poco iremos estimulando otras formas de moverse, como son la reptación o el gateo o formas de desplazamiento que son eficaces y funcionales.

A partir de este momento el objetivo fundamental es adquirir la posición de sedestación pues esta posición le dará la posibilidad de aprender a mover sus manos y sus brazos. Es en esta etapa del desarrollo cuando los niños comienzan a trabajar también en el área perceptivo cognitiva con los/as psicólogos.

Sabemos que los niños con SD adquieren un control del movimiento voluntario más tardío, por ello debemos hacer hincapié durante los primeros meses de vida en realizar cambios posturales, intentar que el niño esté tanto boca abajo como boca arriba y de lado, pues de esta manera favoreceremos la buena modelación del cráneo y de las caderas, previniendo la aparición de complicaciones ortopédicas. Si bien es cierto que la posición de boca abajo es una postura que los bebés con SD no suele tolerar fácilmente (debido a las complicaciones respiratorias, los problemas cardiacos...), esta posición tiene mucha importancia en el desarrollo motor del niño/a, pues ayuda a conseguir un mejor tono de los músculos que extienden la cabeza y el tronco, permitiendo así la adquisición de los hitos motores ya mencionados anteriormente, con mayor rapidez.

La interrelación entre la sedestación, la posición de prono y de cuatro patas es importante para aumentar la agilidad y facilitar el gateo, pero no todos los niños en general llegan a gatear. En el caso de nuestros niños/as el retraso en el desarrollo de la reptación y el gateo sea probablemente debido a ciertas dificultades en estabilizar los músculos a nivel de las caderas y los hombros, así como su constitución física con los miembros más cortos.

Gatear es una actividad que se utiliza a lo largo de la vida, no es sólo una etapa del desarrollo motor y en los niños pequeños facilita la seguridad y la agilidad de los cambios para sentarse, ponerse de rodillas, ponerse de pie y andar, por ello aunque nuestros niños y niñas con síndrome de Down no adquieran el gateo se debe insistir en seguir trabajando a lo largo de las sesiones y en casa.

Por lo general, cuando los niños/as comienzan a andar lo suelen hacer con una base de sustentación más amplia. Este aspecto en los niños/as con Síndrome de Down puede acentuarse debido a su hiperlaxitud e hipotonía, esta manera de andar como "patos" se puede alargar en el tiempo y puede afectar a la calidad del movimiento y a su biomecánica; pues el problema de la hiperlaxitud y la hipotonía es que provoca articulaciones hipermóviles susceptibles de sufrir posturas anormales que a la larga pueden provocar dolores y problemas articulares en caderas, rodillas y pies principalmente.

Aunque para muchos padres, andar es la etapa más deseada, los programas de estimulación no deben centrarse en esta tarea, ni se debe pensar que una vez conseguida ya no hace falta seguir estimulando en el área motora, por ello nosotros desde la asociación seguimos estimulando a nuestros chicos y chicas en los aspectos psicomotores.
Los niños que tienen costumbre de trabajar a diario desde muy pequeños cogen el gusto de moverse y aceptan mejor las sesiones más largas y que le exigen más esfuerzo.

El programa de estimulación motora debe llevarse a cabo en su mayoría por los padres con el asesoramiento de los profesionales.

 

Boletines




Traductor

Publicidad

logo_asdC/ Perete, nº 36 - 18014 - Granada (España) - Tel.: (+34) 958 151616 - Fax.: (+34) 958 156659

Creada en 1.990, somos una Entidad sin ánimo de lucro, de ámbito provincial, inscrita con el número de registro 1.496. Declarada de Utilidad Publica. Formamos parte de Down Andalucía,
la Federación Andaluza de Asociaciones para el Síndrome de Down, y de la Federación Española de Instituciones para el Síndrome de Down, Down España.